10 dic. 2010

ODA DE DESPEDIDA A MI PADRE

Papa, Juan, Juanini…

Gracias por tanta vida,

Por tanto amor, por tanta alegría.

Gracias papi por tantas enseñanzas,

Por tu ejemplo…

Tanto me has dado,

Tanto nos has dado….

Lo más que podemos desear es que tu navegación

esté siendo apacible, luminosa, profunda.

Ya estás ahí…

abrazado, acogido,

siendo amado en todo tu ser y en todas tus partículas…

Lleno de amor, colmado en el abrazo con tu Dios, con la luz.

Siempre unidos, siempre juntos…

Cuantas veces me has dicho que me querías con locura,

cuantas te lo he dicho yo,

y sin embargo que pocas me parecen ahora.

Te queremos papi,

Y ahora nos damos más cuenta que nunca de tu grandeza…

Grande por humilde,

por sencillo, por buena persona…

Grande por tu entrega a la vida…

a tu pueblo, a tu familia, a tus amigos, a tu tierra,

a esta tierra,

por tu pasión por el mar.

Y ahora tú ,Marinero, Viejo Lobo navegas hacia altamar,

Te pierdes en el horizonte de nuestros ojos,

Mar a dentro…

Fuerte , Digno, Valiente y Sabio…

Como un Gran Jefe Indio,

El Último Mohicano…

siempre fiel a tus raíces,

a los tuyos,

a la tierra que te vio nacer,

a tu Línea,

a tu estirpe.

Siempre noble,

De una sola pieza… honrado.

Y lo más grande, humano hasta la médula,

lleno de compasión hacía todos,

capaz de perdonarlo todo,

de caer y volver a levantarte,

de dar lo mejor de ti en cada instante.

Guerrero de vida sencilla,

Héroe invisible,

Mi héroe, nuestro héroe,

mi padre, nuestro padre

ya libraste tu última batalla en esta vida,

y nunca estarás sólo,

todos estamos contigo,

los muertos y los vivos… todos juntos,

a punto del nuevo nacimiento,

de la resurrección.

Tú vas por delante…

Ya estás abrazando a tu padre y a tu madre, a tu hermana…

a todos los que están allí hacía donde tú vas, y te amán…

y nosotros recibimos el amor y la plenitud de ese abrazo,

nuestros corazones reciben tu amor incondicional.

Desde allá cuida de nosotros,

sobre todo de mama,

dale tu Fuerza, tu Fe…

a ella la necesitamos aquí con nosotros,

ella tiene que hacer, todavía, una parte de su camino.

Padre viaja tranquilo,

Juan que estés muy contento…

Juanini disfruta la nueva vida…

Mi maestro me dijo:

“¿Quién nos dijo que esta vida es la mejor vida?

Allá donde tú estás,

sé que estás bien,

porque tú estuviste siempre bien en cualquier parte,

y porque día a día

con tus buenas acciones,

con tu Fe,

con tu lucha

te fuiste preparando para este momento.

Juan Trujillo González,

hijo pequeño de Rafael y de Ana,

hermano de Ana María y de Lina,

y también de Pepe y de Mari Carmén,

esposo amado de Consuelo,

padre de Consuelo, de Fale, de Lorena y de Roberto,

abuelo de Lucia,

primo y tio de tantos Trujillos y de tantos Gonzales,

amigo de tantos amigos…

que tengas una buena vida eterna.

BUENA VIDA PAPA,

siempre estaremos unidos,

te honramos,

te queremos

y tomamos tú legado.

En La Linea de la Concepción 27 de octubre de 2010.

Mi padre murió el 25 de octubre de 2010 en Cadiz.