10 dic. 2010

ODA DE DESPEDIDA A MI PADRE

Papa, Juan, Juanini…

Gracias por tanta vida,

Por tanto amor, por tanta alegría.

Gracias papi por tantas enseñanzas,

Por tu ejemplo…

Tanto me has dado,

Tanto nos has dado….

Lo más que podemos desear es que tu navegación

esté siendo apacible, luminosa, profunda.

Ya estás ahí…

abrazado, acogido,

siendo amado en todo tu ser y en todas tus partículas…

Lleno de amor, colmado en el abrazo con tu Dios, con la luz.

Siempre unidos, siempre juntos…

Cuantas veces me has dicho que me querías con locura,

cuantas te lo he dicho yo,

y sin embargo que pocas me parecen ahora.

Te queremos papi,

Y ahora nos damos más cuenta que nunca de tu grandeza…

Grande por humilde,

por sencillo, por buena persona…

Grande por tu entrega a la vida…

a tu pueblo, a tu familia, a tus amigos, a tu tierra,

a esta tierra,

por tu pasión por el mar.

Y ahora tú ,Marinero, Viejo Lobo navegas hacia altamar,

Te pierdes en el horizonte de nuestros ojos,

Mar a dentro…

Fuerte , Digno, Valiente y Sabio…

Como un Gran Jefe Indio,

El Último Mohicano…

siempre fiel a tus raíces,

a los tuyos,

a la tierra que te vio nacer,

a tu Línea,

a tu estirpe.

Siempre noble,

De una sola pieza… honrado.

Y lo más grande, humano hasta la médula,

lleno de compasión hacía todos,

capaz de perdonarlo todo,

de caer y volver a levantarte,

de dar lo mejor de ti en cada instante.

Guerrero de vida sencilla,

Héroe invisible,

Mi héroe, nuestro héroe,

mi padre, nuestro padre

ya libraste tu última batalla en esta vida,

y nunca estarás sólo,

todos estamos contigo,

los muertos y los vivos… todos juntos,

a punto del nuevo nacimiento,

de la resurrección.

Tú vas por delante…

Ya estás abrazando a tu padre y a tu madre, a tu hermana…

a todos los que están allí hacía donde tú vas, y te amán…

y nosotros recibimos el amor y la plenitud de ese abrazo,

nuestros corazones reciben tu amor incondicional.

Desde allá cuida de nosotros,

sobre todo de mama,

dale tu Fuerza, tu Fe…

a ella la necesitamos aquí con nosotros,

ella tiene que hacer, todavía, una parte de su camino.

Padre viaja tranquilo,

Juan que estés muy contento…

Juanini disfruta la nueva vida…

Mi maestro me dijo:

“¿Quién nos dijo que esta vida es la mejor vida?

Allá donde tú estás,

sé que estás bien,

porque tú estuviste siempre bien en cualquier parte,

y porque día a día

con tus buenas acciones,

con tu Fe,

con tu lucha

te fuiste preparando para este momento.

Juan Trujillo González,

hijo pequeño de Rafael y de Ana,

hermano de Ana María y de Lina,

y también de Pepe y de Mari Carmén,

esposo amado de Consuelo,

padre de Consuelo, de Fale, de Lorena y de Roberto,

abuelo de Lucia,

primo y tio de tantos Trujillos y de tantos Gonzales,

amigo de tantos amigos…

que tengas una buena vida eterna.

BUENA VIDA PAPA,

siempre estaremos unidos,

te honramos,

te queremos

y tomamos tú legado.

En La Linea de la Concepción 27 de octubre de 2010.

Mi padre murió el 25 de octubre de 2010 en Cadiz.

11 comentarios:

  1. Consuelo, que precioso lo que escribiste !! me emociono....seguro q tu papa se siente acompañado por tu amor!
    No lo conocí, pero te veo en el,.... las cualidades que dices ahí tu las tienes!
    Te acompaño desde México con un gran abrazo lleno de cariño y admiración, daselo a tu mama también q aunque no la conozco tiene que ser una gran mujer para tener un marido y una hija así
    Te quiero ! q encuentres la paz !
    Guadalupe Maurer

    ResponderEliminar
  2. Consuelo querida. Profundamente hermoso y lleno de amor lo que has dedicado a tu padre. Conozco el camino que estás transitando y te acompaño. A ti y a Roberto directamente. Te envío un abrazo lleno de amor. El mismo que tú rebosas hacia los demás, y del que sé estás rodeada por parte de tu familia y tus más cercanos. Aquí me tienes para lo que necesites.
    Un beso enorme.
    Joaquín Perles

    ResponderEliminar
  3. Querida Consuelo, abrí tu blog, vi la foto de este hombre,la expresión de su rostro,su mirada y su sonrisa, y algo dentro mí dijo instanteamente " un tipazo ! ", luego lei tus palabras, llenas de amor para un hombre visiblemente también lleno de amor, y cuando terminé, pensé que la vida, y que ser padre, y que ser hijo o ser hija, vale la pena.A pesar de todo, a pesar del dolor, a pesar de las perdidas, a pesar de tanto. Que Juan, este dónde este, siga cuidando de tí, y tú de él, tan bién, y con tanto amor. Con todo mi cariño y respeto, Alain.

    ResponderEliminar
  4. Hola Consu. Me has vuelto a hacer llorar. Tito Juan, como bien dices, no se ha ido del todo. Igual que Tita Lina. No sólo porque no los olvidaremos mientras vivamos, sino porque (a lo mejor no os dais cuenta) sus hijos sois muy como ellos. Yo no puedo evitar ver a "Linita" en la cara y el carácter de Arancha, de la misma manera que no puedo dejar de ver a tu padre retratado en Fale y en la personalidad de todos vosotros. Sí, se han ido, pero el ser animista que llevo dentro de dice que siguen aquí. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que hermosas palabras compañera de camino. Que lindo tu corazón, me ha conmovido que esté tan lleno de amor y gratitud hacia tu padre. Es bonito honrar a los padres de la forma que tu lo haces. Se nota el legado que te dejó. Gracias Consuelo por ser tan maestra y tan buena persona y gracias Juan, por habernosla dado. Que allá donde estés todo sea luz y amor, seguro que tú Juan por lo que dice tu hija eras eso y mas.

    ResponderEliminar
  6. Qué grande, Consu. Qué grande él, qué grande tú.
    Te quiero mucho, y te acompaño.

    ResponderEliminar
  7. Agradezco a tu padre por haberte dado la vida.... me ha dado a mi la oportunidad de conocerte... de reconocerte en este camino juntas... un beso querida amiga

    ResponderEliminar
  8. Querida Consuelo
    Por lo que describes de tu padre, empiezo a entender de dónde te sale tanto amor y tanta generosidad. Qué manera más bonita de honrarle, dedicándote a lo que te dedicas y siendo como tú eres. Abre bien tu corazón, porque con todo lo que te queremos, vas a rebosar de luz y amor. Espero que te sientas acompañada al recibirlo. Millones de besos de alguien que se siente afortunada de sentirte cerca y de aprender tanto de ti. Te quiero. Ruth

    ResponderEliminar
  9. Consuelo querida...gracias por tus palabras hacia Juan..me devuelven nítidamente las imágenes de mis pocas horas con él..y me hacen reflexionar sobre el amor de los padres y el de los hijos..me viene un sentimiento de añoranza..me duele contigo la pérdida..te quiero, amiga
    Francisco

    ResponderEliminar
  10. Qué hermoso Consuelo!!!!
    Nada más verle he pensado, qué hombre tan guapo, tan luminoso!!! Como lo eres tú!!! Y qué grande era por el amor que emana de esta carta. Está contigo, claro está, y te cuida y te acompaña a lo largo del camino!! Felicidad eterna para Juan, y calma, luz y amor para tu mamá, para ti y para todos los que se vieron arropados por él.

    Te quiero.
    María Isasi.

    ResponderEliminar
  11. ¡Precioso, Consu, como tú! Me ha emocionado mucho leerlo, y seguro que a el, que está y estará siempre contigo, también.

    Jose Carballal

    ResponderEliminar