1 may. 2010

FINAL DE PARTIDA. Teatro para el alma


¡Que viaje! ¡ que Fin de Partida!
Una sola escena, la única, el fin, el principio, la búsqueda inacabable del amor, la ilusión de la felicidad, el sueño de la existencia... Después de todo no hay nada, nunca hay nada, vana ilusión, creerme la ensoñación de la vida, del presente, creer que hay algo en algún lugar, que voy hacia alguna parte...
A ratos soy Ham, a ratos Clov. El padre , el hijo, el que marcha , el que se queda... por momentos lloro..., después mis lagrimas se convierten en sonrisa, en complicidad, en piedad...que se yo cuantas emociones pude sentir en apenas dos horas.
Mereció la pena...Becket, Lupa, Gomez, Sanchez, Pons y Cordón... Gracias por romperme el corazón y abrir mi mente.
Conmociona saber que en este instante vivo este fin, mi última partida, da miedo, pero a la vez que liberación, que lucidez, que comprensión, que amplitud.
Para eso esta el teatro para comprender y comprenderme.
¡Teatro ayúdame , despiertame, revuelveme, sumergeme en lo hondo, rompe mi corazón, hazme llorar y reír, tócame en la médula, dame la fe y la confianza del niño, quiero sentir como ser humano¡
Hoy estuve allí... Teatro de la Abadia. Entrega absoluta , sutileza, relajación y profundidad en el trabajo de los actores. La música , la luz y el espacio te transportan, te hacen viajar hacia dentro. El director es un gran maestro, conoce el alma humana ... y eso es lo que allí encontré... alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario