4 may. 2011

Necesidad de decir algo sin saber que decir

Me decido a escribir después de varios meses... quería decir tanto que no sabía que decir.... tenia la necesidad de ver más claro, de entenderme... me decía a mí misma "aclárate primero .... ¿de que quieres hablar?" Y realmente llego a esta mañana de mayo y no se de que quiero hablar, sigo sin saberlo y aquí estoy aguantando el tirón de no saber que decir, de no saber hacia donde voy, preguntándome por el sentido, aguantando el impulso de cerrar la agenda de mi vida, respetando ese cachito de libertad. La incertidumbre del mañana es libertad, el vacío de planes es libertad y sin embargo a veces lo vivimos con vértigo, con miedo, con inseguridad..... Que horror no saber que va a ser de mí, dejarme tiempo para que la vida me sorprenda, buscar el vacío, que todo no este tan cerrado en mi camino, confiar en poder sobrevivir como los pajarillos gracias a la benevolencia de la naturaleza, confiar en que Dios proveerá.
Se terminó la temporada en el Español y surgió un gran vacio, mi padre murió y el hueco se hizo irresistible...... luché por llenarlo todo.... pero el universo es sabio, no he tenido escapatoria porque nada se ha llenado, ni siquiera me ha dado la posibilidad de engañarme con planes y trabajitos que son parches.... viajo a Mexico a ayudar a los demás y me sigo encontrando con mi vacio, con la falta de sentido, con el no saber para que estoy en este mundo.... gracias a Dios allí la vida me da el regalo de encontrarme con mi otro padre, mi padre espiritual Claudio Naranjo.... el me dice: "habla con tu padre, preguntale por el sentido, hazle preguntas, deja que él te hable....." y aquí estoy preguntandole a mi padre, probando esta otra forma de comunicación, sintiendo este nuevo acompañamiento a mi orfandad... Sí, me siento huérfana, sin referencias, sin planes, sin ganas.... preguntándome de que tengo ganas, donde se fueron mis ganas, donde esta mi destino, donde poner mi energia pero sobre todo en que tendré ganas de poner mi energia. Hace 6 años me golpeó el cancer y me cambio la vida, hoy la muerte de mi padre me vuelve a dar una oportunidad de abrirme a algo más grande, una nueva vida que quizá solo sea la aceptación de este instante, este momento, esperar sin esperar nada, vivir sin saber hacia donde, entregarme a la marea de lo imprevisto , sorprenderme y aceptar..... amar lo que tengo, lo que la vida me va trayendo....... "La paciencia todo lo alcanza, sólo Dios basta."
Quiero que este blog sea un espacio donde hablar sin planes, sin temática, sin orden... un lugar donde expandirme donde poder volcar mis preguntas, mis experiencias, mis anhelos; para entenderme, inspirarme, compartir; porque si no siento que le hablo a alguien hay cosas que no me hablo a mí misma. No soy una gran escritora pero escribir me alivia, me vacía, me enseña, me impulsa a profundizar y saber que Tu me lees , me escuchas, me puedes aportar animo, ideas, reflexiones, emociones... le da sentido a este impulso irracional de decir algo sin saber que decir, me acompaña en el camino, me hace sentir parte de la búsqueda, la tuya y la mía, la de todos. Gracias por estar ahí.

5 comentarios:

  1. Quim Dalmau
    El otro dia, en un trabajo en la naturaleza, me sentía angustiado... tantas cosas por hacer, tantas cosas que conseguir, tantas... y solo me calmó cuando toda mi atención se fijó en una flor que brillaba por los rayos de sol que la cubrian. Me di cuenta del error, mi mente decia: "Eso de la flor es perder el tiempo. Preocúpate por tu futuro. Nunca vas a hacer nada" Y eso para mi era salud. Pero en ese momento viví, creí y vi que no, que esa es mi locura, grande locura y empecé a decir: "La flor, tu belleza, el sentir tu fragancia, tu olor... esto es lo que realmente ahora existe." Y me di cuenta de que tengo que empezar a decir que la belleza del presente es lo que existe y que lo otro, no existe. Conectado con aquel presente o con otros, también me siento perdido en la infinitud del cosmos... y me pregunto... ¿de verdad no me tengo que preocupar?... almas perdidas que necesitan creer que son algo, cuando no hay nada en que creer.
    Que sutiliza sentí que "tot plegat", "toda la cosa", "the whole thing".. que suave y poderoso... que entrega nos pide eso que nos saca de tener algo en el que apoyarnos y sospecho que nos acoje como si fuera un gran colchon, cuando realmente decidimos dejarnos ir.
    Tu escrito me resuena mucho. Seran los astros que nos enseñan cosas difíciles de poner en palabras... pero que suenan a poesia, a Shakespeare, a viaje...
    Un beso enorme guapísima!
    Quim Dalmau

    ResponderEliminar
  2. Manuel Monteagudo.
    Que curiosidad , que hoy amiga hemos hablado por teléfono y ahora te leo , y me identifico tanto con lo que escribes. Esta semana Santa pasé unos días en la playa en Ayamonte, "releí el poder del ahora" de Tolle, y por momentos consegúi estar lo más posible en el presente....solo respirar y dejar mi mirada posarse sobre las cosas y la naturaleza...todo era tán fácil....en esos momentos percibo que la existencia puede ser más fluida, más ligera, que sólo tenemos el presente como dice Quim, pero me cuesta pararme y apreciarlo.
    Y tambien trato de aceptar mis dificultades para desconectar del futuro.. de la preocupación, de lo que está por venir y que sin embargo no es una realidad.
    Besos amigas y gracias por ofrecer tu esencia en este blog.

    ResponderEliminar
  3. Queridísima Consuelo, me llega muy adentro tu sentir entrelazado en tus palabras escritas y quiero decirte que a mi me ha ayudado mucho el saber que lo que hago es útil para otr@s y en esto tu eres expléndida, tu vocación de ayuda a través del teatro es realmente magistral. Tu sabes Querida Amiga y Hermana de Camino, que has tocado profundamente la vida de tantisima gente a veces al grado de favorecer cambios radicales en la vida de la gente... No será ese un motivo suficiente para seguir estando ? Te abrazo pidiéndole al Universo y a Dios que La Vida te sorprenda amorosamente !!!!
    Gerardo Ortiz

    ResponderEliminar
  4. Pues yo no sé que está pasando, pero a mi también me resuenan con fuerza tus palabras en este momento.
    Gracias porque me siento acompañado.
    Rafa

    ResponderEliminar
  5. He leído el título y me ha enganchado. Claro, se puede escribir sin saber qué decir. No hace falta tenerlo todo bien controlado, con la certeza de estar diciendo algo importante. y esta es mi historia de la importancia. Así que me permito escribir por escribir, porque me libera, me gusta, disfruto con ello, y me vuelco por el mero placer de hacerlo.
    Gracias por hacerme recordar que el no saber también es fuente de creación y expresión.

    ResponderEliminar